“Engagement” y clientes nuevos


El objetivo del marketing y la publicidad se divide en dos: los clientes que te conocen y los potenciales (nuevos):

a) A los clientes conocidos debes fidelizarlos, o como mínimo que no te pierdan de vista, que el contacto no sea tan abierto. Esto lo lograrás a través de la constancia en la presentación de tus servicios/productos, sobre la línea de tu calidad y reputación; con alguna ayuda de los procesos tradicionales de publicidad como volantes, programación en los sitios web o tablones públicos; pero se potencian mejor con otros elementos como el uso profesional de las redes sociales, los formularios de “regístrate” en tu web, el emailing y el boca a boca, entre otros.

b) Los nuevos clientes son personas que seguramente necesitarán lo que tu ofreces pero que aun no te conocen. Puedes conseguir nuevos clientes por métodos como prensa, revistas reconocidas, radio, televisión, relaciones públicas concretas, webs, redes sociales, radio online, publicidad POP, BTL.

La calidad en la fidelización no se puede descuidar; una buena y concurrida aparición en redes sociales puede ser tan positiva como nociva… si se trata de un mal comentario. La competencia, además, afila sus garras realizando creativos e interesantes trabajos de marketing, y es cada vez más amplia. ¿Qué nos queda? Potenciar los contenidos, ser muy creativos, muy trabajadores y estar siempre cerca de nuestros clientes… esto resume el “engagement”.

Los nuevos clientes son cada vez más digitales, el uso de los dispositivos móviles está superando la barrera del 50% del total de las búsquedas en Internet. Entonces, ¿tu web es “responsive”? ¿Tienes “mobil site”? ¿Eres un Influencer o un spammer en Facebook? Busca estos términos en Google para que te sorprendas.

Por más que cueste, la empresa pequeña ha de agotar todas las posibilidades para fidelizar, como primer paso hacia el fortalecimiento de sus clientes ya logrados, y en aras de propagar el concepto que estos tengan. Es decir, el primer paso para propagar tu producto/servicio firmemente hacia nuevos clientes es desde los clientes fidelizados. Nada ganas teniendo una reputación regular y a la vez invirtiendo grandes sumas en publicidad masiva.

Se da el caso de empresas tradicionales que poseen un buen record de clientes fieles, ingresan en el novedoso mundo de las redes sociales y, a través de una mala gestión de Community Management, consiguen un buen margen de detractores online.

El engagement lo logramos por medio de conversaciones y no de mensajes unidireccionales; charlas que despierten interés y no sustraigan ese vínculo emosional que el cliente ha establecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletínRecibe la información más importante sobre Marketing en Internet, vender más, super-ofertas y regalos